Punitaquino Juan Carlos Álvarez recibió Ordenación Diaconal desde Catedral de La Serena

134

Juan Carlos Álvarez Sarmiento, originario de Punitaqui, recibió ordenación diaconal en Eucaristía presidida por Arzobispo René Rebolledo.

En una emotiva eucaristía celebrada en el Templo Catedral de La Serena colamada de fieles, el hasta ahora seminarista Juan Carlos Álvarez fue ordenado díacono en tránsito al sacerdocio. Y es que tras finalizar su proceso formativo, el joven originario de la Parroquia Inmaculada Concepción de Punitaqui fue llamado a consagrar su vida al servicio de Dios y de la Iglesia.

Es así que acompañado de familiares, amigos y numerosos feligreses, se vivió la Santa Misa que fue presidida por el Arzobispo de La Serena, Mons. René Rebolledo, junto a sacerdotes, diáconos permanentes y seminaristas. Además en una feliz coincidencia, la comunidad “San Juan Bautista” de Coquimbo, parroquia en la cual actualmente Juan Carlos realiza su servicio pastoral, quiso acompañarlo en este importante día que precisamente celebra el nacimiento de su santo patrono.

Al respecto, el nuevo diácono destacó que “mi corazón está lleno de alegría y sediento de servir al Señor. Feliz porque hoy me acompaña mi familia y muchas personas que me conocieron en el camino, tanto previo como posterior a ingresar al Seminario. Creo que Dios ha puesto una semilla en mí, la que de a poco ha ido creciendo y hoy me transforman en un servidor más para el Pueblo de Dios”, destacó el nuevo diácono.

De este modo, en su homilía el Arzobispo Rebolledo manifestó el agradecimiento a Dios por la ordenación de un nuevo diácono resaltando que “la elección siempre proviene de Dios, pues jamás es el hombre el que da el primer paso”. Además, expresó: “A cada uno que es llamado corresponde preparar el camino, como el precursor del Señor. Nadie es ordenado para sí mismo. Quien recibe un ministerio no se anuncia y predica a sí mismo, sino a Cristo”, señaló la autoridad eclesiástica.

 

Finalizada la celebración el Padre Patricio Órdenes, director espiritual de Juan Carlos, con gran emoción indicó que “esperamos que pronto reciba su ordenación sacerdotal, ya que la comunidad arquidiocesana necesita pastores. Quiero agradecer a Dios y a quienes oran cada día por las vocaciones, ya que eso permite que los seminaristas cumplan sus metas camino al sacerdocio y lo que vivimos hoy es una muestra de aquello”.

Destacar, asimismo, que los fieles de la Parroquia “Inmaculada Concepción” de Punitaqui llegaron hasta el templo Catedral acompañados de la Sagrada Imagen de Nuestra Señora del Rosario de El Peral, en cuya fiesta el nuevo diácono participó numerosas veces. En este sentido Patzy Valdéz, catequista punitaquina, sostuvo que “para nosotros es un gran orgullo. Juan Carlos es un fiel representante de la comunidad y de nuestro pueblo. Él siempre fue una persona comprometida con la Iglesia y le deseamos que el Señor lo ilumine en este camino, para que dedique su vida a hacer el bien acompañando a quien más lo necesite”.