Beneficiarias del Programa 4 a 7 realizaron un Conversatorio con Autoridades Comunales para evaluar su ejecución en Punitaqui

83

En dependencias de la Municipalidad de Punitaqui, se realizó un importante Conversatorio comunal dentro del contexto del “Programa 4 a 7: Para que Trabajes Tranquila”. Programa cuya iniciativa fue impulsada en Punitaqui, mediante un trabajo en conjunto entre la municipalidad, el Servicio Nacional de la Mujer y la Equidad de Género y la Junta Nacional de Auxilio Escolar y Becas, con el objeto de contribuir a la inserción y permanencia laboral de madres y mujeres responsable del cuidado de niños y niñas de 6 a 13 años, mediante apoyo educativo y recreativo después de la jornada escolar.

Este año son cerca de 30 beneficiadas en la comuna que accedieron a esta gran ayuda. Por lo mismo, en la instancia estuvo presente Vilma Tabilo, quien asistió en representación de la Directora de Sernameg (Marcela Carreño), para acompañar a nuestras beneficiadas. Allí destacó que estas iniciativas son relevantes en el desarrollo de las familias, pues permite en este caso a las madres, poder acceder a mejores oportunidades pues mientras el programa cuida a sus hijos, ellas pueden aprovechar de estudiar y capacitarse. “Comenzamos con un diálogo con nuestras beneficiarias de la comuna porque nos interesa saber sus impresiones acerca de la ejecución del programa, si efectivamente está cubriendo sus necesidades. Es importante saber que los recursos que se están implementando, estén satisfaciendo los requerimientos de las madres. Nos vamos muy contentas porque las beneficiarias han tenido una excelente disposición al trabajo de nuestras profesionales con sus hijos y por ello, quiero destacar que las puertas están abiertas para que muchas más madres puedan acceder al programa”, enfatizó la profesional de Sernameg.

 

En cuanto a las impresiones de las beneficiadas, Bessy Álvarez es punitaquina y madre trabajadora, que necesita trabajar pues es una proveedora en su hogar, por lo mismo, aprovechó de agradecer esta gran ayuda, pues le permite quedarse tranquila, ya que sus hijos quedan en buenas manos profesionales mientras ella se encuentra trabajando. “Los niños se quedan con una enorme confianza, porque a ellos les encanta el programa, allí pueden aprender importantes valores, pueden trabajar con herramientas para trabajos manuales, la parte artística también pueden desarrollarla. Esto es tan bueno para nosotras, las madres, pues nos vamos tranquilas al trabajo sabiendo que nuestros hijos quedan en manos seguras y además, la pasan bien”, destacó la joven madre.

Al respecto de las autoridades comunales, el Concejal Carlos Prado Dubó estuvo presente en esta jornada para acompañar a la comunidad de apoderados y profesores de la Escuela Bélgica, quienes impulsan este objetivo con las madres trabajadoras y estudiantes de la comuna, que ven que este Programa 4 a 7, viene a alivianarles la carga que muchas veces significa ser madre jefa de hogar y además deben trabajar o estudiar. “En representación del Alcalde Carlos Araya, pudimos destacar las virtudes de este programa gracias a la tremenda alianza entre los organismos y el municipio. Lo más relevante, tiene que ver con que aún existen más cupos para que muchas madres más, puedan acceder a este beneficio que sin duda, viene a alivianarles la carga y a mejorar sus calidades de vida”, enfatizó el concejal.

De esta manera el programa busca que niños y niñas, entre 6 y 13 años de edad, permanezcan protegidos en sus escuelas, mientras sus madres o mujeres responsables directas de su cuidado se encuentran trabajando, buscando un trabajo, nivelando estudios o capacitándose para una pronta inserción laboral.