Inédita Sala de Exposición Minera se convierte en museo que busca destacar la historia y aporte de la minería en Punitaqui

217

“Agrícola y Minera es la Tierra donde nací”, así comienza el himno oficial de la comuna Punitaqui, destacando y afirmando la ligazón indudable de esta tierra con la minería. La Tierra de los Molinos posee cientos de historias, anécdotas y tradiciones en torno a esta actividad productiva tan relevante económicamente para nuestro país.  Hoy Punitaqui, gracias a la iniciativa del actual municipio, decidió plasmar el sacrificio, esfuerzo y detalles históricos de miles  de mineros punitaquinos en una sala de exposición minera inédita en la región de Coquimbo que se transformará en la memoria viva de la pequeña, mediana y gran minería de dicha comuna.

No es para menos. La historia de la minería en Punitaqui se remonta a siglos atrás. Un informe sobre la región de  Coquimbo del año 1897dice: que “los indígenas, eran dados al trabajo de las minas de oro, llamaban a este asiento de minas Tierra de Oro = Punitaqui”, esto en alusión a la gran cantidad de oro que se extraía en esta tierra.

 Por otro lado, los pueblos precolombinos que habitaban el extenso Valle del Limarí trabajaban dentro de la tierra los molinos el cobre, el oro y la plata, elaborando utensilios y adornos corporales con estos minerales metálicos. Más adelante en el siglo XX, en esta zona funcionó la mina de azogue más grande del país, perteneciente a la antigua Compañía Minera Tamaya. La minería de Punitaqui es tan significativa que hasta Pablo Neruda la destaca y hace mención en su poema “Las Flores de Punitaqui”

 Es que la minería en Punitaqui teje cientos de historias. Desde aquel pirquinero sacrificado y esforzado que día a día trabaja los minerales, pasando por la mujer minera esforzada que también es parte de la travesía o bien aquel minero profesional que explota el mineral dentro de la actual industria minera.

 Ante esto, el alcalde de la comuna, Carlos Araya Bugueño recogió esta idea consensuada con la comunidad y decidió levantar el proyecto del Museo y Sala Minera de Punitaqui, el cual fue financiado por la Subdere y encuentra en dependencias de la Casa Cultura.

 Esta iniciativa tiene una inversión de 37 millones de pesos y cuenta con una construcción de 184 metros cuadrados con pasillos de exhibición y con un salón principal donde se proyecta la simulación de una chimenea de escape minero. Además, este museo contará con fotografías, cuados recuerdos mineros, muestra de metales, artefacto relacionados a la minería, entre otros.

 Este museo viene a rescatar miles de historias de Punitaqui, así lo comenta el alcalde, “Con la construcción de esta sala de exposición minera queremos entregar  una pequeña muestra de la historia minera de Punitaqui, pero también rendir homenaje a todos esos sacrificados  mineros y pirquineros que por siglos arriesgaron sus vidas para  arrancar el preciado metal de las entrañas de la tierra para llevar el sustento a sus familias y ser un aporte al desarrollo y a  la historia comunal”.

 Para el jefe comunal la minería también tiene una carga emotiva importante, su padre fue un esforzado minero, “como hijo de pirquineros conozco muy de cerca de los sacrificios que se vivía en la minería de antaño sin contar  con las mínimas condiciones para desarrollar un trabajo en forma segura;  trabajo de  mucho sacrificio y que históricamente ha sido de  muchos riesgos, por esta razón es hora de hacer justicia con parte de la historia comunal. Hoy tenemos que ser capaces  de difundir en las nuevas generaciones la rica historia minera de nuestra comuna”.

 La iniciativa también busca contribuir al turismo local, “esta sala de exposición minera esperamos que se convierta en un punto de encuentro del turismo. Este museo tendrán un fuerte componente histórico y todo aquel que necesite saber de historias de la minería podrá llegar aquí. Desde turistas, estudiantes y delegaciones de casas de estudios”, afirmó el alcalde

 Finalmente, Carlos Araya llama a la comunidad que si tiene  antecedentes, fotografías o artefactos que aportar serían de gran utilidad, “Punitaqui merece un reconocimiento a sus tradiciones y cultura y la minería es una de ellas. Queremos que las generaciones actuales y que están por venir nunca olviden a los hombres y mujeres que forjaron esta tierra minera. Punitaqui hoy se viste de recuerdos e historias. Ponto esperamos inaugurar este primer museo junto a la comunidad. Invito a todos quienes deseen aportar con recuerdos mineros al museo lo pueden hacer, acercándose al municipio”, concluyó.